« Lista Roja »

Despoblado y palacios de Zamarrilla

  • Historia:

    Entre los siglos XIII y XVI, tras la reconquista de Cáceres, se crearon y recuperaron asentamientos cercanos a la ciudad para reorganizar y explotar sus tierras, pues su amplísimo término municipal lo exigía. Algunos de esos asentamientos han llegado hasta la actualidad, desarrollándose de manera independiente de la ciudad de Cáceres, aunque otros fueron despoblándose y desapareciendo poco a poco.

    Zamarrilla, nace como aldea medieval, una de las más populosas y populares con las que contó la villa de Cáceres y cuyo origen puede rastrearse documentalmente hasta el siglo XIV, aunque quizás sea más antigua. Allí llegaron a morar más de 200 vecinos a principios del siglo XVIII, trabajando principalmente como jornaleros de los Ovando, linaje cacereño que logró hacerse con la mayor parte de los terrenos que componían la heredad. A partir de ese siglo comienza su declive. Sobre las razones de su progresivo abandono no hay fuentes claras, aunque se habla de que la aldea fue destruida durante la Guerra de Independencia, la asoló una plaga de termitas o que sus habitantes debieron trasladarse a Cáceres o poblaciones cercanas para buscar trabajo.

    A principios del siglo XX aún quedaban en uso seis casas. Hoy tan solo una parece habitada.


    Descripción:

    Zamarrilla se ubica al sureste de la ciudad de Cáceres, de la que dista no más de 15 kilómetros, muy próxima a la vega del río Salor.

    Se organiza en torno a una calle principal que articula la aldea con las principales edificaciones. Conduce desde la iglesia a la casa fuerte, desde el llano al cerro, con arquitectura de los siglos XV y XVI. Queda una vivienda completa del siglo XV a la que tan solo faltan los forjados y la compartimentación interior. Vanos de traza gótica, ventanas abalconadas y una monumental chimenea en la planta alta sobresalen como elementos destacados.

    La iglesia, hoy almacén, es la primera edificación con la que nos encontramos. Bajo la advocación de Nuestra Señora de la Esclarecida, se alza junto a una antigua charca. Su estilo pertenece al románico tardío, tiene cabecera poligonal, de traza presuntamente gótica, cuya sillería granítica rectangular no envidiaría la del mejor de los edificios de la región; en sus lados sur y oeste se yergue una galería porticada con arquería de cinco columnas y cuatro arcos escarzanos. la iglesia contiene interesantes esgrafiados que acabarán perdiéndose. Una enorme grieta recorre la fachada. La escultura de la Virgen titular se encuentra hoy en la iglesia de Santiago de los Caballeros en Cáceres. Es una talla gótica, es bastante mal estado, datada en el siglo XIV, posiblemente la imagen mariana más antigua de las que se conservan en Cáceres.

    En la pequeña plazoleta se alza una casa monumental con aspecto palaciego, construida en el siglo XVI por una importante familia noble cacereña: los Ovando. Diversos elementos heráldicos (tanto pétreos como esgrafiados) y documentación histórica no dejan lugar a dudas sobre su atribución. Se trata de una casa-palacio imponente; un espacio cerrado y ajardinado se dispone ante la fachada principal. Fue el último edifico en uso -aún hoy pueden verse restos del mobiliario- como un lugar de recreo a modo de segunda residencia. Su estado permitiría y merecería la reparación de la cubierta y  pequeñas reparaciones para dejarla en buenas condiciones.

    En la subida al cerro que domina Zamarrilla, existen diversas estructuras domésticas en estado desigual. En la cumbre se alza la llamada casa fuerte de los Duranes, un edificio imponente en avanzado estado de ruina construido entre los siglos XIV y XVI y ya abandonado en el siglo XVIII. Este inmueble es el verdadero germen del caserío circundante, el elemento defensivo matriz que, curiosamente, fue el primero en ser olvidado. Numerosas dependencias se disponen en tres plantas, algunas de ellas todavía ofrecen restos decorativos capaces de transportarnos muchos siglos atrás: frisos con decoración vegetal, zócalos pintados con rojos intensos, esgrafiados, etc.


    Grado de protección:

    Sin protección.


    Estado:

    En la actualidad la vegetación avanza al mismo ritmo que la ruina, hacia la que lentamente se deslizan sus construcciones desde hace dos siglos. El ganado ocupa el espacio, convirtiendo en establos y cobertizos las antiguas viviendas.

    En mayo de 2015, a pesar del aviso de peligro de derrumbe que hizo Hispania Nostra desde esta Lista en noviembre de 2014, parte de la iglesia románica de Zamarrilla se ha venido abajo. Ha perdido su fachada, derrumbada sobre el atrio porticado.


    Carácter de riesgo:

    Hundimientos. Camino de pérdida total.


  • Gibello Bravo, Víctor.  La aldea de Zamarrilla, una puerta al pasado“, Paraísos Olvidados, 22 de enero de 2013.

  • Situación:

cargando mapa - por favor, espere...

Zamarrilla 39.373688, -6.291006 Zamarrilla (Cáceres). Antiguo poblamiento de los siglos XIII-XVIII, que, junto con otros, surgió para asegurar, reorganizar y explotar la tierra tras la reconquista de Cáceres. Ver en detalle>> (Indicaciones)