Monasterio Cisterciense de Cántabos

  • Historia:

    A unos dos kilómetros de Fuentelmonge, en el paraje de Los Llanos en las proximidades del río Nágima, encontramos los restos de lo que fuera el monasterio cisterciense de Cántabos (o Cántavos). El monasterio es la primitiva fundación del célebre monasterio de Santa María de Huerta y una de las primeras fundaciones del Císter en España.

    Según los datos históricos recopilados por Clemente Sáenz Ruidrejo y Florentino Zamora Lucas, por una parte, y el padre Agustín Romero por otra, el  monasterio debe su origen, entre 1140 y 1151, al emperador Alfonso VII y al monje Rodulfo, primer abad de Cántabos, seguramente originario de la abadía francesa de Berdoues. En 1158 Martín Nuñez de Finojosa, hijo del difunto señor de Deza, es entregado por su madre al monasterio junto con el señorío de Boñices, lugar donde edificaban Cántabos. Martín sería Abad de Santa María de Huerta, obispo de Sigüenza y fue elevado a los altares como San Martín de Finojosa.

    Poco después, en 1162 los monjes se trasladan a Huerta y en 1166 Martín ya es Abad. Cántabos fue vendido en 1176 al Concejo de Soria y recomprado por Rodrigo Ximenez de Rada, el famoso e ilustrado Arzobispo de Toledo, combatiente en las Navas de Tolosa y otras campañas contra los almohades de Al-Andalus, que era sobrino de Martín. El monasterio fue confirmado en 1228 junto con Bliecos y Boñices. El propio Rodrigo Ximenez repite la confirmación en 1244.


    Descripción:

    La mayoría de las ruinas que hoy vemos, situadas en torno a una atalaya islámica, no pertenecen al primitivo monasterio, sino que corresponden a la granja que se asentó después y que perduró hasta la exclaustración de 1835.

    La atalaya, anterior al monasterio, es de fábrica de mampostería tosca que conserva la puerta y el hueco de la tranca en altura. Fue modificada durante el siglo XVIII para albergar en su planta baja una capilla, hoy también en avanzada ruina y depredada por los grafitti, de la que conserva una cúpula ligera medio derruida y el acceso a nivel de suelo, con dintel en forma de concha y jambas abocinadas.

    En torno a la torre subsisten las ruinas de una construcción bastante posterior a ésta, que presenta distintas estancias y un patio central, además de una cueva que debió ser bodega y restos de otras construcciones interiores. Por los restos es difícil hacerse una idea de su uso y pudo tratarse tanto de una casa fuerte como de una simple granja continuadora del monasterio. En el exterior, hacia el río, se encuentra otra bodega semioculta de unos 6-8 metros de profundidad, con una cámara circular al fondo en la que se aprecian aún los huecos para al menos seis tinajas. También se aprecian restos de construcciones y un posible suelo empedrado en la cuesta que sube hacia el cerro anejo a la torre.


    Grado de protección:

    Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español


    Estado:

    La parte mejor conservada de la construcción es la atalaya, aunque ha perdido la cubierta que protegía su interior y de la que se conserva parte de la cornisa. La capilla se encuentra en avanzada ruina y depredada por los grafittis y la cupula ligera está medio derruida.

    Las construcciones anejas son apenas reconocibles y están completamente arruinadas.


    Carácter de riesgo:

    Camino de la desaparición por ruina total a causa del abandono.


  • El monasterio cisterciense de Sta.  Mª  de Cántabos, Fuentelmonge.com

    Fuentelmonje (Cántabos), Castillos de Soria.

    Cántabos. Orígenes de Huerta“, Monasterio de Huerta.

  • Situación:

cargando mapa - por favor, espere...

Monasterio Cisterciense de Cántabos 41.424481, -2.161509 Fuentelmonge (Soria). Monasterio cisterciense del siglo IX que fue la primitiva fundación del monasterio de Santa María de Huerta y una de las primeras fundaciones del Císter en España. Apenas quedan restos. Ver en detalle>>Fuentelmonge (Indicaciones)