« Lista Roja »

Iglesia de San Isidoro de Ávila

  • Historia:

    Portada y fragmento del ábside (lateral de la Epístola) de la que fuera iglesia de San Isidoro de Ávila. Aunque las crónicas dicen que ya existía en 1063 y que fue testigo de la comitiva que trasladaba los restos de San Isidoro a León, lo cierto es que la iglesia románica data de mediados del siglo XII. En 1232 sufrió una pequeña reforma, siendo consagrada de nuevo. Estuvo situada extramuros de la ciudad de Ávila, junto a la puerta de Malaventura. Fue parroquia hasta el siglo XVI, cuando pasó a depender de la Iglesia de San Nicolás. En el siglo XVII se realizó una nueva reforma, promovida por el obispo Martín de Bonilla, que consistió en levantar una sacristía al sur, entre la cabecera y la portada.

    Tras su paso a manos privadas con la Desamortización, el abandono originó su derrumbe parcial, quedando de ella, a finales del siglo XIX, sólo la cabecera y parte de los muros; del paradero del presbiterio no se tiene noticia. Por entonces, el particular Emilio Rotondo y Nicolau compra los restos a sus entonces propietarios (la Asociación de Labradores de Ávila), los numera y los desmonta. Rotondo intenta vender los restos al Ayuntamiento de San Sebastián (Guipúzcoa), pero el consistorio desecha la compra y será el Estado quien se hará finalmente con ellos. En 1894 se proyecta reconstruir la ermita en los jardines del Museo Arqueológico Nacional para celebrar en ella la Santa Misa, los domingos y festivos, por el rito Mozárabe. Aunque el Vaticano aprobó la propuesta, ésta no se llegó a llevar a cabo; los sillares fueron desmontados y guardados de nuevo. Cánovas del Castillo retoma el proyecto y traslada, en 1897, las ruinas al Retiro; pero todo sufriría un nuevo parón, y en 1916 “…por el suelo están diseminados fustes, capiteles, trozos de cornisas, restos de ventanales y otros despojos”. Ese mismo año, D. Adolfo Fernández Casanova presentó un nuevo proyecto, el cual tampoco se llevaría a cabo, y en la década de los 50 se planteó trasladar las ruinas a la Ciudad Universitaria, intención que de nuevo fracasa; las ruinas se quedarán en su ubicación actual.

    Según aparece en la prensa, los restos de la iglesia han sido reclamados por historiadores abulenses, que piden que vuelva a su ciudad origen.


    Descripción:

    La iglesia tenía una única nave cubierta con techumbre de madera, una puerta al medio día y otra a los pies, y un ábside semicircular con tramo recto presbiterial, cubiertos con bóveda de horno y de cañón respectivamente. Parece ser que dispondría también de torre o espadaña.

    La portada consta de tres arquivoltas más el arco de entrada. Su decoración es a base de florones y una de las roscas, la segunda por el interior, luce un bocel. Todas apean sobre capiteles de temática vegetal y zoomórfica. Del ábside se conservan dos de los tres tramos con los que contó el tambor: el meridional y el axial. La división vertical se realiza mediante semicolumnas adosadas; la horizontal, a través de unas líneas de imposta con motivo de líneas entrecruzadas, que delimita el cuerpo de ventanas, y una segunda imposta sobre los vanos, de flores tetrapétalas, que hacía de separación entre el último tramo, desaparecido. Interiormente, la división es idéntica, con la salvedad de que hasta media altura la línea mural sobresale a modo de rebanco. La decoración de los capiteles es variada: grifos, aves, leones de varios tipos -alguno, alterno con una serpiente-, así como vegetales.


    Grado de protección:

    Forma parte del Patrimonio Histórico Artístico del Ayuntamiento de Madrid. En 1992 se incluyó en el Plan de Rehabilitación de Monumentos.


    Estado:

    Lamentable y alarmante. La piedra se deshace con sólo rozarla. Los capiteles, elaborados por alguno de los mejores talleres que trabajaron en Ávila, están tan erosionados que difícilmente se aprecia la iconografía que representan. Faltan elementos arquitectónicos fruto de desprendimientos y de actos vandálicos. Debido a su situación, en una pradera, sufre de humedades. Junto al ábside crece un árbol que constituye una amenaza para las ruinas. Hace las veces de lienzo para pintadas callejeras, los indigentes utilizan el abrigo del ábside para hacer sus necesidades y los niños juegan escalando por la portada.


    Carácter de riesgo:

    Total erosión y disgregación de los capiteles y de los sillares. Derrumbe del ábside.


    Intervenciones y/o Restauraciones:

    Tras ser trasladadas desde Ávila en el siglo XIX y reedificadas en el patio del Museo Arqueológico de Madrid, las ruinas de la iglesia de San Isidoro se asentaron en el Parque del Retiro de Madrid en 1897.

    El Ayuntamiento de Madrid redactó en torno al año 2004 un proyecto de limpieza y conservación para el templo.

  • “Ávila reclama los restos de una iglesia románica enclavada en el Retiro”, en ABC (27/09/2004).

    De la Fuente Cobos, Francisco Javier, “San Isidoro de Ávila”, en la web de Amigos del Románico.

  • Situación:

cargando mapa - por favor, espere...

Iglesia de San Isidoro de Ávila 40.421100, -3.680544 Madrid (Comunidad de Madrid). Portada y fragmento del ábside de la que fuera iglesia de San Isidoro de Ávila (siglos XII-XIII). Ver en detalle>>Madrid, España (Indicaciones)
  • Info facilitada por:

    Amigos del Románico

  • Fotos:

    Amigos del Románico, Francisco Javier de la Fuente Cobos (fotos 4, 5 y 6).