Ermita de Valbón

(Retirada de la Lista Roja)
  • Historia:

    Sobre un macizo granítico, en plena campiña de Valencia de Alcántara, se eleva desde el siglo XVI la Ermita de Valbón. Dos versiones intentan explicar el origen de la misma. La más legendaria apunta a su creación por un grupo de peregrinos que regresaban de la abadía francesa de Santa María, en la localidad de Valbonne, de donde tomarían el nombre para este templo. Otra interpretación más histórica sin embargo indica que el monumento se levantaría junto a otras ermitas por requerimiento de Felipe II en 1569, bautizándose ésta con la nomenclatura de Valbón, tomada del portugués “valle bueno”. Las obras serían encargadas a Juan Bravo, personaje relevante en el panorama arquitectónico de la Extremadura del siglo XVI, depositándose en el santuario la imagen mariana nombrada con tal advocación topográfica. Será esta talla declarada patrona de la localidad en 1618, y confirmada en 1678 no sólo como Señora de la villa, sino de toda la comarca. La ermita sufrió desperfectos durante la Guerra de Sucesión, a raíz de la invasión del municipio por las tropas portuguesas. Sin embargo, su declive definitivo vino causado por la proclamación de la Virgen de los Remedios como patrona de la localidad en el siglo XVIII, al estar esta otra talla recogida en una ermita a una distancia mucho más corta de Valencia de Alcántara. El fin de la devoción por la Virgen de Valbón conllevó el olvido y abandono del monumento, trasladándose la talla al Convento de Santa Clara, sin tener más noticias de la misma desde 1910.


    Descripción:

    La ermita se levantó con sillarejo regular sobre planta rectangular y única nave dividida en tres tramos. Se cubría su interior con bóveda de crucería nervada, mientras que la sacristía, abierta en el último tramo del muro del evangelio, estaba coronada con bóveda de cañón. A los pies del santuario se abría la portada, con arco de medio punto, antecedida por un amplio pórtico cuadrangular sostenido por arcos de ladrillo. Los muros externos a su vez se protegían con cuatro contrafuertes por cada lado, sobre los que aparecen pétreos caños que recogían el agua de lluvia caída sobre la techumbre. En el interior, el coro, hoy desaparecido, se ubicaba sobre la entrada, en el primer tramo de la ermita, donde se hallaba igualmente el púlpito del templo. En el segundo tramo aparecían dos grandes hornacinas situadas una en cada uno de los muros, decoradas con frescos renacentistas y motivos religiosos donde tenían acogida las imágenes de San José, en el altar izquierdo, y la Virgen del Rosario, en el del muro de la epístola. El resto de las paredes, estucadas, así como las pechinas y los bordes del altar mayor estaban igualmente decorados con siluetas de motivos florales en tonos amarillentos, rojizos y azulados. Junto a la ermita, en el lado norte, un pozo recogía el agua de lluvia para mantenimiento del ermitaño, que residía en una amplia vivienda de mampostería y doble planta ubicada en el lado sur de la cima del cerro.


    Grado de protección:

    Carece de protección específica.


    Estado:

    Edificio en ruinas, utilizado como cuadra. En su interior sólo subsiste la bóveda del tramo central, en mal estado, habiendo desaparecido el resto de la cubierta de la nave, así como tejados de sacristía y pórtico, lo que ha conllevado la aparición de vegetación en el interior del edificio, desprotegido a su vez frente a las humedades e inclemencias del tiempo. Los frescos se conservan en muy mal estado. Ha desaparecido por completo el coro, aunque resisten algunos restos del púlpito. La casa del ermitaño o de los guardeses ha perdido toda su techumbre y parte de los muros así como la planta alta del edificio; el pozo ha sido desecado a base de introducir en su interior restos de sillares del templo, incluido alguno de los caños.


    Carácter de riesgo:

    Gran deterioro y posible desaparición paulatina del monumento y sus pinturas a través de las inclemencias del tiempo, la humedad, la vegetación y su uso para el ganado; riesgo de derrumbe del tramo de bóveda que queda en pie, del resto de muros, cornisas y espadaña; desprotección absoluta de las pinturas y del monumento en sí frente al expolio y el vandalismo.


    Intervenciones y/o Restauraciones:

    2014: Comienzan los trabajos de reconstrucción de la ermita de Valbón, por parte del Grupo de Arqueología y Defensa del Patrimonio de Valencia de Alcántara. La primera fase, que ha consistido en la limpieza del interior del templo, ha terminado en agosto de 2015.

    SE RETIRA DE LA LISTA ROJA.

  • MIRANDA DÍAZ, Bartolomé y MARTÍN NIETO, Dionisio Á., “La ermita de Nuestra Señora de Valbón de Valencia de Alcántara”Cara a Cara, Año 0, Nº 1, pp. 31-39.

  • Situación:

cargando mapa - por favor, espere...

Ermita de Valbón 39.386888, -7.218395 Valencia de Alcántara (Cáceres). Ermita del siglo XVI. Ver en detalle>>Valencia de Alcántara (Indicaciones)
  • Info facilitada por:

    Samuel Rodríguez Carrero.

  • Entidad interesada:

    Grupo de Arqueología y Defensa del Patrimonio de Valencia de Alcántara.