« Lista Roja »

Cuevas-Bodega de Tomelloso

  • Historia:

    Es muy probable que estas cuevas tengan origen romano y muy posible que fueran utilizadas por los árabes como silos de grano durante su ocupación de la Península. Un texto de Ibd Galib refiriéndose a la zona dice que “… sus cereales no se estropean con el paso del tiempo ni sufren alteración […] se puede almacenar trigo en el interior de los silos durante setenta años para encontrarlo al cabo de ese tiempo sano, sin ninguna impureza ni corrupción…”. El silo árabe cayó en desuso y las cuevas se han utilizado como bodegas, como sistema tradicional de almacenaje en la viticultura de la localidad. Son espacios subterráneos de especial belleza que constituyen un patrimonio de siglos con peculiaridades en las distintas poblaciones de Castilla-La Mancha. Aparecieron en Tomelloso ante las grandes necesidades de elaboración y almacenamiento de vino en el siglo XIX. Fueron elegidas por su capacidad y por la buena conservación del vino. Sus condiciones son óptimas, como poca iluminación y temperatura adecuada. Tomelloso nace en 1530-1531 pero sobre sus cuevas hay poca información de esas fechas. Las primeras que están datadas son sobre 1800 y 1850. Tomelloso tuvo en su subsuelo cerca de 2.000 cuevas horadadas.
    La construcción de las cuevas-bodega fue una necesidad para la localidad. Es posible que las primeras cuevas fueran pequeñas aberturas excavadas a pico debajo de las viviendas. Cuando se realizaron las primeras se consideró como un auténtico ingenio dado que, hasta ese momento, horadar el terreno era algo desconocido para los habitantes de la localidad.  El agricultor medio contaba con bodegas de seis, ocho o diez tinajas. Solían tener una altura en el subsuelo de 15 metros de altura, pues albergaban las tinajas de barro donde se almacenaba el vino. La tierra resultante de la excavación se guardaba para los cimientos de la casa, y se creaba una estructura tan segura que hoy día muchas de las casas de antaño se conservan en pie. En su construcción había una labor reservada a las mujeres, la de sacar la tierra que se acumulaba en las excavaciones llamándose a estas “las terreras”. También hacían el trabajo duro de limpiar las tinajas antes de la vendimia y después de la venta del vino. De las 606 casas de Tomelloso, unas 167 tienen cueva. Actualmente han quedado en desuso debido a la moderna tecnología de la industria vinícola y la existencia de las cooperativas. Además su número ha descendido espectacularmente debido, entre otros motivos, a la construcción de nuevos bloques de viviendas. Las casas que preservan su cueva no superan las 200. El resto, cuando la industria vinícola prohibió el almacenaje del vino en las casas por cuestiones de seguridad, las taparon otra vez de tierra. Se está llevando a cabo una labor de documentación de las cuevas-bodegas más representativas.  Actualmente se han documentado aproximadamente unas treinta cuevas-bodega en diferentes estados de conservación. Una de las dificultades precisamente es el acceso a las mismas aunque ya hay catalogadas quince de ellas.


    Descripción:

    Las cuevas se excavan en la roca que busca los estratos más blandos aunque necesitan espacios con roca estable y suficientemente dura para garantizar su estabilidad. Pueden tener varios niveles debido a esta búsqueda, en ocasiones, de los estratos más adecuados para su construcción. Tienen salida al exterior por medio de las llamadas lumbreras, que son rejillas de respiración que pueden verse fácilmente en las aceras de las calles. Esta salida a la superficie era obligatoria por cuestiones de seguridad, ya que por ahí salían los gases resultantes del almacenaje del vino, al mismo tiempo que actuaba como un respiratorio que lo oxigenaba Albergaban todos los útiles necesarios para la elaboración artesanal y familiar del vino, grandes tinajas de barro, escalas, filtros, bombas, etc. Muchas de estas cuevas conservan estos utensilios.


    Grado de protección:

    Carecen


    Estado:

    Alguna bien conservada y mantenida. Otras abandonadas. Otras cegadas con tierra por seguridad y otras destruidas por nuevas construcciones.


    Carácter de riesgo:

    El número de cuevas-bodega ha descendido espectacularmente debido, entre otros motivos, a la construcción de nuevos bloques de viviendas, o se han inutilizado por su uso como depósito de escombros.

    La conservación de estos elementos singulares en muchas de las poblaciones vitivinícolas debería establecerse como obligación urbanística que puede convivir adecuadamente con los nuevos desarrollos.


  • Las primeras bodegas. Las cuevas. Lanza Digital, 23 de julio de 2015.

    Bernao, Ángel y  Bernao, Sergio. Historia de una ciudad: Las Cuevas de Tomelloso.Tomelloso: El autor, 2014.

    Tomelloso: Una localidad agujereada por cuevas. ABC, 22 de diciembre de 2013.

    Hay tratados clásicos que describen la forma y condiciones de estas construcciones subterráneas, como el del botánico Clemente Simón de Rojas (1777-1827).

  • Situación:

cargando mapa - por favor, espere...

Cuevas Bodega de Tomelloso 39.158261, -3.021232 Tomelloso (Ciudad Real). Almacenes subterráneos de vino, excavados en la roca, gran parte de ellos del siglo XIX y otros anteriores.Ver en detalle>> (Indicaciones)