Cocheras de Cuatro Caminos de Metro de Madrid

  • Historia:

    Las cocheras fueron diseñadas por los ingenieros Carlos Mendoza y Miguel  de Otamendi, director gerente de la Compañía, y el arquitecto Antonio Palacios, como depósito de trenes del metro de Madrid, entonces llamado Compañía Metropolitana Alfonso XIII. El Ministerio de Fomento otorgó la concesión del metro el 12 de enero de 1917. Las obras comenzaron el 19 de julio siguiente con capitales nacionales y personal español. La inauguración de la primera línea (Cuatro Caminos- Puerta del Sol. El billete costaba 20 céntimos de peseta), fue un gran acontecimiento que se celebró con asistencia del rey Alfonso XIII, el 17 de octubre de 1919. Los periódicos de la época comentaron que es el Metropolitano una obra que realiza un importante beneficio para el problema de la vivienda económica y de verdadera utilidad para el desarrollo de las fuerzas activas, que en los momentos actuales son notas de cultura y de progreso en la vida de Madrid. Otro periódico decía que el Metropolitano Es “todo” porque entraña la fe del dinero español en empresas nacionales, favorables en todos sentidos a nuestra economía, a nuestra industria, a nuestros obreros y a nuestro crédito en el mundo, que necesita, antes que nada, del decoro de nuestra vida material. Las cocheras-taller estaban ya terminadas el día de la inauguración y aún continúan en servicio. Su tipología, en diente de sierra, es muy atípico en Europa para esta clase de depósitos ferroviarios. Son el único lugar que podría contextualizar la colección única en el mundo de trenes históricos que posee el Metro de Madrid.


    Descripción:

    Según periódicos de la época “una galería de doble vía de 180 metros de longitud y pendiente del 2 por 100, enlaza la estación del Metropolitano de Cuatro Caminos con las cocheras y talleres, en cuyas ocho vías de maniobras se alojará el material móvil”. Las Cocheras son las originales, con estructura metálica y cubierta en “dientes de sierra”. Llevan 95 años en uso ininterrumpido. Las unidades estructurales se componen de grandes celosías metálicas, apoyadas en testeros de fábrica en ladrillo macizo con aparejo madrileño novecentista. Embocadura de túnel con grandes dovelas almohadilladas alternando granito y ladrillo, con la indiscutible firma del gran arquitecto y urbanista Antonio Palacios, ingeniero-arquitecto del Metro de Madrid y autor, entre otros notables edificios, del Palacio de Comunicaciones (hoy sede del Ayuntamiento de Madrid) en la Plaza de Cibeles. Lamentablemente las continuas modernizaciones a que se ha visto sometida la red de Metro han hecho desaparecer casi todo el trabajo de Palacios en estaciones y dependencias, que contaba además con valiosos elementos decorativos.

    Estas Cocheras no sólo tienen un interés histórico, incluso artístico, sino también un interés constructivo al tratarse de una tipología realmente vanguardista en su planteamiento (estructura ligera y desnuda, sin fachadas monumentales), y de un exquisito diseño con perfilería estilizadísima, que las convierte en un ejemplo singularísimo y de gran interés en nuestro país.


    Grado de protección:

    Sin catalogar


    Estado:

    Necesitan trabajos de conservación y restauración aunque se conservan sin excesivas alteraciones.


    Carácter de riesgo:

    Demolición y sustitución por bloques de viviendas.


  • Situación:

cargando mapa - por favor, espere...

Cocheras de Cuatro Caminos de Metro de Madrid 40.446547, -3.705558 Madrid. Cocheras del Metro de interés histórico, artístico y constructivo.Ver en detalle>> (Indicaciones)