« Lista Roja »

Castillo de la Aragonesa

  • Historia:

    Durante la dominación islámica, Marmolejo debió ser una pequeña aldea o cortijo pues no se menciona en las crónicas hasta el año 1311 en que aparece como parroquia. Contó con un pequeño castillo, en el que se encontraba la ermita de San Lorenzo. De este castillo, del que no existe resto alguno, tan sólo se tiene noticia de que en el siglo XV estuvo en disputa entre el marqués de Villena y el condestable Miguel Lucas de Iranzo.

    El asentamiento medieval mejor conservado en su término es el castillo de la Aragonesa, de origen islámico, también conocido como de Bretaña, que tras la conquista se aprovechó para transformarlo en residencia palaciega. En su construcción se distinguen dos etapas diferentes: la primera de origen musulmán, en la que se ejecuta el fortín bereber, y la segunda, que corresponde al periodo cristiano, en la que se edificó la Torre del Homenaje del castillo rural que sustituyó al fortín. Esta torre puede datarse a finales del siglo XIII o principios del XIV, y es una obra compleja, atribuible seguramente a un excelente arquitecto militar.

    Algunos de los muros de argamasa del castillo podrían ser de origen musulmán siendo reutilizados por la Orden de Calatrava para construir una fortaleza residencial.


    Descripción:

    Su planta es rectangular con los ángulos rematados por torreones cilíndricos macizos, excepto por el lado noroeste, donde el primitivo torreón fue suplantado por una torre del homenaje cuadrada. La entrada del castillo, que debió mirar al oeste, ha desaparecido sustituida por el caserío de labor actualmente adosado.
    Los lienzos de muro que unen las torres eran originariamente almenados, aunque hoy sólo se conservan algunas almenas, ya que en su cuerpo bajo se abrieron en época tardía saeteras que contribuyeron a debilitarlas. La muralla original tenía una altura de seis tapias o encofrados (= 4’80 metros) y estaba rematada por almenas de planta rectangular y remate piramidal cuyas medidas son 65 cm. de largo por 50 cm. de grosor. El paso de ronda tenía otros 50 ctms. Por lo tanto la anchura total de la muralla no sobrepasaba el metro. Las torres cilíndricas se disponen bastante adelantadas para favorecer el flanqueo del atacante. Hasta la altura del paso de ronda son macizas, cota donde al parecer eran huecas y posibilitaban en su interior un estrechísimo habitáculo. El diámetro de estas torres cilíndricas era de 4,6 m, sobresaliendo unos dos metros por encima del muro. La del flanco sureste presenta un curioso perfil troncocónico, muy arcaizante, que no parece fortuito, comparable a los torreones cuadrados de la cerca almorávide de Jaén.
    La Torre del Homenaje, sólida y de sabia construcción, suplanta parte de los muros Norte y este y una de las torres cilíndricas, esquineras, de la fortaleza original. En su interior alberga tres cámaras, correspondientes a otros tantos pisos o niveles. El muro Este de la torre pudiera ser continuación del de la fortaleza original de no ser por su forma, ligeramente desenfilado hacia el Nor-Noroeste. Su planta es cuadrada, de 6,60 m de lado y su altura hasta la terraza, cuyo parapeto ha desaparecido, es de 13 metros. En su interior alberga tres cámaras correspondientes a sus tres niveles, el más bajo se halla aislada del resto de la torre y debió corresponder al aljibe. Sobre él se dispone otra cámara a la que se accede a través de puerta abierta a cinco metros de altura en el centro del muro norte, a la cámara superior se sube a través de una escalera de caracol embutida en el muro Oeste, y que da también acceso a la terraza, se ilumina por una saetera y por el hueco del acceso al nivel superior que se ilumina a su vez por dos saeteras. En la terraza subsisten dos canes que sostuvieron sus correspondientes matacanes y un canal de desagüe tallado en la piedra que descargaba su chorro en el interior de la fortaleza.
    En la pared de la planta baja se conservan aún restos de enlucido y se cubre mediante una bóveda semiesférica de mampostería, en cuyo centro se abre el hueco del pozo que la comunicaba con el aposento superior, un agujero practicado a nivel del suelo es reciente. La cámara intermedia se cubre con bóveda esférica.
    La Torre del Homenaje se ejecuta en sillería regular, siendo de mampostería menuda las torres cilíndricas y de tapial de calicanto los lienzos de muralla. El calicanto de los muros es de gran calidad, rico en cal y muy empedrado de cantos, posiblemente del área.


    Grado de protección:

    BIC. Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.


    Estado:

    Se encuentra totalmente abandonado y expuesto al expolio. Presenta  grandes desperfectos en su estructura lo cual hace temer por su conservación.


    Carácter de riesgo:

    Deterioro progresivo por abandono.


  • 2017

    Cultura evaluará el estado del castillo de la Aragonesa. Diario Jaén, 5 de enero.

    2012

    Amigos del Patrimonio denuncia el estado del Castillo de la Aragonesa. Ideal.es, 26 de julio.

  • Situación:

cargando mapa - por favor, espere...

Castillo de la Aragonesa 38.021675, -4.254225 Marmolejo (Jaén). Castillo que fue fortín bereber, reconstruido por la Orden de Calatrava en los siglos XIV-XV.Ver en detalle>> (Indicaciones)
  • Fotos: