Casas salineras de la bahía de Cádiz

  • Historia:

    Son 140 las casas salineras que se marchitan en diversos puntos de la Bahía y que podrían dejar de existir en poco tiempo. El consumo de la sal tiene orígenes muy remotos. Es muy posible que el hombre primitivo tuviera esa necesidad de lamer ciertas rocas, al igual que hacen los animales, con el objeto de obtener el sabor salino, que quizás comprobara que los alimentos rodeados de sal se conservaban durante más tiempo o que reforzaba el sabor de los alimentos. Es muy posible también que los primeros usos de la sal provinieran de cocinar con el agua de mar. Su comercio estableció grandes rutas por el mundo y se convirtió en fuente de riqueza para muchas civilizaciones. A lo largo de la historia, este producto de la tierra y del mar adquirió un gran protagonismo. La extracción de la sal marina tiene muchas similitudes con la agricultura. Las salinas, como los campos de labor, dejan finalmente sus cosechas de sales después de no pocas labores de preparación y mantenimiento y exigen también una constante atención incluso en las etapas de pausas productivas.  La fabricación de sal en una salina tradicional es un proceso artesanal basado en la habilidosa conjunción de cinco poderosos elementos: mareas, fuerza de la gravedad, insolación, vientos y tiempo. Los orígenes de la explotación de las marismas gaditanas fueron fenicios, que cambiaban sal por plomo y estaño y otros productos manufacturados, según Estrabón. También los romanos extrajeron sal y aún se conservan los restos de alguna  de sus estructuras. Curiosamente y a pesar de su potencial, sólo comenzaron a ser transformadas con cierta intensidad desde el siglo XVIII, en un proceso cuya culminación pareció producirse en la segunda mitad del XIX.  Las salinas constituyeron una de las industrias claves de la Bahía , y mantuvieron una importancia estratégica en la economía de los pueblos de la zona hasta bien entrado el siglo XX. A causa de lo dificultoso de los desplazamientos en el medio, fue surgiendo sobre estas llanuras una diversidad de casas dispersas, de reducidas dimensiones, que significaron muy pronto un elemento fundamental en la configuración de su paisaje, un rasgo visible que manifestaba, más que ningún otro hecho, la ocupación que los hombres estaban realizando de estas superficies anegables.  En ellas vivían los salineros y sus cuadrillas. Estas casas y sus formas derivan de una actividad, de modo que desaparecida esta, cayeron en el abandono y en la ruina. Ello no quita que deban ser protegidas y conservadas como elementos del patrimonio industrial, paisajístico, etnográfico y arqueológico aunque su futuro, dado que carecen de protección legal y la mayoría son de propiedad privada, se presenta muy oscuro. Su avanzada y rápida degradación nos hará perder una importante seña de identidad de aquella bahía.


    Descripción:

    Tenían una zona de habitación, cuadras para las caballerías de labor y de transporte, almacén para aperos  y todas contaban con un aljibe para agua dulce. Sin apenas cimentación, estaban dotadas de contrafuertes para darles solidez. La dificultad del transporte de materiales de construcción hizo que se levantaran con piedra ostionera y sus fachadas estaban cubiertas con numerosas capas de encalado. Algunas llegaron a tener patio.


    Grado de protección:

    Carecen


    Estado:

    Sólo hay un pequeño número de casas salineras restauradas y conservadas y muy pocas en explotación. La mayoría se encuentra en distintos grados de ruina por abandono. Parte de estas casas abandonadas es irrecuperable.


    Carácter de riesgo:

    Desaparición de la mayor parte de estas casas salineras que son señas de identidad de la bahía de Cádiz y muestra de una labor, llena de dureza y esfuerzo, que fue el sustento de muchas personas en otras épocas.


  • 2016

    La reconquista de los humedales. Diario de Cádiz, 4 de julio

    2015

    Patrimonio gaditano en peligro. La Voz Digital.es, 24 de mayo

    El resurgir de las salinas tradicionales de la Bahía de Cádiz.  La Voz Digital.es, 3 de marzo

     

    Bibliografía:

    Gamundi de Celis, Javier.  Patrimonio y BIM en las casas salineras de la Bahía de Cádiz

    Suárez-Japón, Juan Manuel.  Sobre las arquitecturas salineras de la Bahía de Cádiz.

    Barragán Muñoz, J. M.  Aprovechamientos marinos en los terrenos inundables de la Bahía de Cádiz. Diputación Provincial. Cádiz, 1983.

     

  • Situación:

cargando mapa - por favor, espere...

Casas salineras de la Bahía de Cádiz 36.493078, -6.165390 Bahía de Cádiz. Casas de las salinas de l siglo XVIII, XIX y principios del XX.Ver en detalle>> (Indicaciones)