Calzada Romana del Esla

  • Historia:

    La calzada romana del Esla o Astura (como denominaban los romanos al río), es una de las calzadas romanas más importantes de la conquista romana, que comunicaba la meseta norte con la costa cantábrica a través de los pasos de montaña de la cordillera leonesa, usada como única vía de comunicación de los lugareños durante siglos.

    Es conocida también con el nombre de Camino Real, Vía Romana de la Conquista, Ruta del Esla, Camino de los Carros, Vía Saliamica y Ruta Vadiniense, por la multitud de estelas funerarias y lápidas vanidienses que se han encontrado por los pueblos por donde discurre. En el año 26 a.C., el emperador Augusto ataca Cantabria por tres vías: la del Pisuerga, el Carrión y Cea-Esla. Ésta del Esla, separaba a los cántabros de los astures (Astura- Esla). Por Cistierna, junto a Peñacorada, mojón suroeste de la Cantabria histórica, entraba a la garganta que conduce a Valdeburón y Tierra de la Reina. En el año 973 se la denomina como Vía Saliamica, en su tramo superior del Pontón. Salia es el nombre prerromano para corriente de agua, por lo tanto es la Vía del Río y así la nombraron los que aun no hablaban latín.


    Descripción:

    Se conservan algunos tramos que destacan por la dificultad del terreno y la magnitud de la calzada en los tramos del Pajar del Diablo (Villayandre), el Escobio de Remanganes (Crémenes) y San Roque (Las Salas). Desde Cistierna, en su avance al norte pasa al pie de castros prerromanos: Vegamediana, Valdegrija, Verdiago, Valdoré, Argovejo, Las Salas, Corona de Escaro.
    Una nota elocuente que nos remite a su origen romano, consiste en que su trazado se acerca demasiado al nivel de la corriente, sin prever las frecuentes crecidas en una cuenca de montaña tan dilatada. Jamás los naturales de la zona hubiesen admitido este trazado.


    Grado de protección:


    Estado:

    Limpiado y rehabilitado en 2004, con una buena señalización de los senderos que la recorren o intersectan. Está balizada como Camino Real PR-LE 36. Actualmente se observan desprendimientos en algunos tramos de la calzada.


    Carácter de riesgo:

    Zonas en riesgo de desaparición y alteración por desprendimientos y pérdida de muros. La creación de pantanos, pistas forestales, canteras, concentraciones parcelarias, nuevos tramos de viales y otros intereses económicos, están terminando con estos antiquísimos viales. En 2010, el tramo comprendido entre Remolina y Las Salas sufrió graves desperfectos por las obras que utilizaron el trazado de la calzada para albergar la tubería que lleva agua entre ambos pueblos. Los incendios que azotan la comarca todos los años, ponen en peligro las calzadas. Las centrales hidroeléctricas arrasan muchos tramos de los canales romanos, para su puesta en funcionamiento.


    Intervenciones y/o Restauraciones:

    2004: El tramo comprendido entre el paraje conocido como El Pajar del Diablo y la Entrecisa, fue rehabilitado y limpiado gracias a la ayuda de ProMonumenta y el grupo de acción local Montaña de Riaño.

  • Martino, Eutimio y Sanz, siro. Calzada romana del Esla. Vía romana de la Conquista. Vía Saliamica.

  • Situación:

cargando mapa - por favor, espere...

Calzada romana del Esla 42.899987, -5.143687 Montaña oriental leonesa (León). S. I a. C.- IX d. C. Una de las calzada romanas probablemente trazada en el año 26 a. C. por el emperador Augusto para atacar Cantabria por tres vías: la del Pisuerga, el Carrión y Cea-Esla. Ver en detalle » (Indicaciones)